Ganar la copa y algunos posibles rebotes positivos en la economía local

Argentina ganó el mundial de fútbol. Fue una actuación magnífica. Histórica. Con buen juego, con efectivo trabajo de equipo, con un líder indiscutido, con un entusiasmo inalterable. La selección argentina se quedó con la Copa y Lionel Messi se ganó un lugar entre las estrellas deportivas más grandes de todos los
tiempos. Y el mundo fue testigo.

Por supuesto en Argentina se festejó como nunca. Con millones de personas en las calles. Y con familias completas, incluidos niños, ancianos y jóvenes, que no paraban de cantar y flamear la bandera. El domingo se disfrutó y se brindó como nunca por la argentinidad común.

Pero bueno, la fiesta termina y llega el lunes. Y hay que volver a trabajar. En ese contexto cabe hacer una pregunta: ¿triunfar en el mundial puede significar algún beneficio económico para el país?

La primera respuesta que surge es que no. Uno tiende a pensar que el trinfo en el mundial no cambia nada y que la economía seguira igual que siempre. Y efectivamente es así. Sin embargo, ganar la copa del mundo puede tener algunos rebotes positivos para la economía local.

Un estudio desarollado por la Universidad de Surrey en el Reino Unido afirmaba hace algún tiempo que el ganador del Mundial de Fútbol puede llegar a crecer un 0,25 porcentual adicional en los dos trimestres posteriores al certamen. Así ocurrió con Brasil cuando logró coronarse campeón de la Copa del Mundo de fútbol en 2002.

¿Por qué ganar puede aportar a la economía del campeón?

Según la investigación de la universidad, los motivos de esa posible mejora en la economía se debe a los siguientes factores:

1-Mayor visibilidad internacional: el país ganador de la Copa del Mundo obtiene una visibilidad única en un planeta globalizado, y a partir de las transmisiones que trascienden todas las fronteras. Luego del triunfo se habla mucho de ese país, y es una verdadera vidriera para lograr potenciales negocios o ventas extras. Es la sorpresa deportiva y puede influir en la toma de decisiones económicas a su favor.

2-Aumento de exportaciones: tal como ocurrió con Brasil en 2002 y con otros países en las ediciones posteriores, ganar la copa del mundo puede influir en el aumento de las exportaciones. La investigación señala que no solo el ganador, y que hasta los equipos que llegan a los cuartos de final logran una visibilidad, que permite aumentar de manera considerable las exportaciones.

3-Diversificación en el comercio: por último el estudio sostiene que la visibilidad ofrecida por el triunfo en el Mundial de Fútbol, puede colaborar con la posibilidad de divesificar el comercio. Es decir puede influir en la posibilidad de ampliar el abanico de productos para la exportación de ese país.

El estudio señala también que los factores locales o las complicaciones económicas de los diferentes países pueden limitar o disminuir el aprovechamiento de estas posibilidades.

Argentina atraviesa una compleja situación económica, y en la historia ha perdido muchas buenas oportunidades. Sin embargo, así como el Dibu atajó varios pnales de manera heróica, vale conservar la esperanza y soñar con una copa que abra nuevas y diversas oportunidades económicas para Argentina. Las posibilidades están.

Compartir esta publicación
Unirte a un debate

Relacionados

Subscribe

Anuncios