Miniturismo: las opciones que ofrecen lagunas bonaerenses

En la provincia de Buenos Aires las lagunas son una opción interesante para hacer miniturismo y para disfrutar del marco natural que ofrecen. Circuitos para navegar en botes, los deportes náuticos, la pesca y la belleza de los espejos de agua son algunas de las posibilidades para aprovechar en las lagunas bonaerenses y un factor clave de la industria turística todo el año. A continuación características de dos destinos bonaerenses destacados con lagunas.

Las lagunas Alsina, Cochicó, del Monte y Venado, en el partido de Guaminí, forman las Encadenadas del Oeste, ubicadas a poco más de 500 kilómetros de La Plata. Se trata de un destino totalmente agroecológico donde la naturaleza muestra total esplendor. En tanto, sobre RN2, las bondades naturales de Chascomús transportan a las personas hacia un estado de relajación y contacto con las emociones. Su laguna, la más grande de las Encadenadas del Río Salado con 3.000 hectáreas de superficie, es un elemento distintivo de la ecoregión pampeana, ideal para la pesca de pejerrey y tararira.

Lagunas en Guaminí

Guaminí pasó de tener cien hectáreas cultivadas sin agroquímicos ni transgénicos en 2014, a cinco mil hectáreas en la actualidad. El municipio reguló la fumigación con tóxicos en las áreas pobladas para implementar este modelo que fomenta el cuidado de la salud y el medio ambiente. Salir a caminar o pasear en bici recarga de un aire diferente al cuerpo y habilita un descanso pleno. Los productos gastronómicos locales ponen de relieve sabores y calidad nutricional.

“Cochicó se presta para una muy buena pesca todo el año, en la que se destacan los grandes pejerreyes y paseos embarcados para distintas edades y vivencias. En la actualidad, tenemos un proyecto avanzado sobre avistajes de aves en la isla de los pájaros que va a ser muy novedoso”, contó Dante Latigan, guía de pesca de la zona.

Desconexión y laguna en la Ruta 2

Los atardeceres quedarán grabados en las retinas de quienes se acerquen a este destino turístico bonaerense porque son una de las marcas registradas de la Provincia. La gran cantidad de vegetación acuática favorece la presencia de una rica avifauna como gallaretas, cisnes de cuello negro, garzas y tantas otras que se alimentan de los peces.

Además el paisaje típico del pastizal y humedales funciona como control de inundaciones, reposición de aguas subterráneas, estabilización de costas, retención y exportación de sedimentos y nutrientes, depuración de las aguas y reservorio de biodiversidad. En síntesis, las lagunas ofrecen viajes que templan el espíritu y promueven experiencias saludables para desenchufar de la rutina con circuitos atrapantes.

Información suministrada por
https://www.buenosaires.tur.ar/

Compartir esta publicación
Unirte a un debate

Relacionados

Subscribe

Anuncios